puerta

122 x 98 cm
Acrílico, pigmentos, laca y resina epóxica / madera
Salir del abatimiento es como abrir una puerta cerrada con candado. Sólo hay una llave, y esta llave se llama buena voluntad.